Boletín SOSDOM - Año 1, No. 1


El Pan de la Discordia

En Francia se presentó hace un tiempo un gran conflicto entre los panaderos del país. La solución legal al impasse determinó que 5 mil de las 35 mil panaderías francesas no se identifiquen como tales, pues la forma en que elaboran su baguette (pan tradicional francés), que no es nada tradicional, ha creado inconvenientes entre panaderos y consumidores. Gran cantidad de éstos abandonó el consumo del pan largo por los cambios en el mismo que introdujo la tecnología empleada por las panaderías industriales, que han hecho tanta competencia a los pequeños panaderos artesanales.

La baguette industrial es un pan prefabricado y mantenido en buen estado por congelación, con lo que se puede cocer a cualquier hora del día sin tener que madrugar para poder brindar a tiempo a su clientela el pan que demanda cada día.

Sin embargo, es bueno hacer recordar que este pan “de la discordia” no es el verdadero pan. Lo decimos porque la baguette es un pan blanco, es decir, fabricado con harina refinada, y aunque haya diferencia de textura y sabor entre la baguette hecha artesanalmente y la hecha con tecnología industrial, lo más importante no es diferente en ellas. Porque ambas baguettes se fabrican con harina refinada, que es una harina degrada, poco nutritiva.


El pan es un alimento básico para el hombre. Se le hace abundante publicidad, tanto consciente y sutilmente dirigida como de modo inocente. Inclusive, existen panaderías que ofrecen decenas de variedades de pan, que a veces no son esencialmente pan, pues la cantidad de agregados ocupa tanto volumen como la harina que ha servido de pretexto para fabricar tales especies de alimentos. Esto lleva a que muchas veces el consumidor no sepa exactamente cuáles nutrientes está ingiriendo ni las consecuencias que tal consumo puede generar en su estado orgánico y de salud.


Con la molienda se pierden también vitaminas A, D, K, E, ácido fólico… En cuanto a las proteínas, el pan blanco tiene pocas, y las suyas son menos valiosas que las del pan integral. En el germen de trigo se haya un 30 por ciento de proteínas, que se conservan en dicho pan integral, mientras que el pan blanco sólo tiene 8 a 13 por ciento de proteínas, y con menos valor biológico, como acabamos de expresar.
El germen de trigo posee 5% de minerales, mientras que la harina refinada contiene sólo 0.3 a 0.6%. Los aceites del germen que se mantienen en el pan integral alcanzan un 9%, mientras que el pan fino contiene únicamente 0.8 a 1.5 de los mismos. Dichas grasas son insaturadas, y desempeñan un importante papel en la fisiología el organismo.



Menu del Sol

Papas con comino

· 750 gr. (0.75 kg.) de papas crudas y peladas
· 30 gr. de mantequilla
· Sal marina
· Un poco de comino
· Medio litro de leche

Preparación: Corte las papas en cubitos o rállelas en grueso. En un molde deje calentar la mantequilla, luego eche las papas, añada un poco de sal y comino, y cubra con leche hirviente. Deje cocer hasta que las papas ablanden. En ese momento se habrá absorvido toda la leche. Sirva.

Compo-Espectro


Castañas

Las castañas contienen muchos hidratos de carbono (azúcares). Están compuestas también por tantas proteínas como los cereales, lo que pasa también con sus grasas y minerales. Contienen además bastantes vitaminas del complejo B, así como fósforos y potasio.


Coco

El coco contiene magnesio, lo que lo hace importante para prevenir el cáncer. Igualmente contiene grasas, que se emplean en la cocina.


Níspero

El níspero es una fruta compuesta por una diversidad de sustancias, entre las que se incluyen: proteínas, azúcares, gran cantidad de agua, celulosa, pectina, ácidos cítrico, málico, tartárico y bórico, y grasas.


Almendra

Las almendras tienen su composición a base de proteínas, grasas y ácidos grasos, azúcares y agua. Además, vitaminas A, B, E y C, calcio, magnesio, hierro, cobre, manganeso, fósforo y azufre.

Usted y las Proteínas

Las proteínas son moléculas que contribuyen a formar la estructura del cuerpo y muchas sustancias que circulan en el mismo. Son esenciales para la vida, como las grasas y los azúcares. Sin embargo, así como éstos, deben ser consumidas sin exceso, pues puede que resulten afectados muchos de sus órganos sin la cantidad ingerida sobrepasa a la necesaria. Consumir demasiadas proteínas puede traer enfermedades como el cáncer, la osteoporosis, trastornos cardíacos, etc.

Las proteínas están compuestas por aminoácidos. Estos se encuentran en cantidad de alimentos. Las proteínas verdaderamente favorables son las de origen vegetal, pues son las que pueden consumirse sin prácticamente sufrir riesgos de enfermedades. Las proteínas de origen animal (con excepción de las del huevo y la leche) son productoras de ácido úrico, que es responsable de importantes lesiones orgánicas, como la gota. Además casi siempre debe ingerírselas acompañadas de importantes niveles de colesterol y sodio lo que no ocurre necesariamente con las proteínas vegetales. La cantidad de proteína que necesita diariamente un adulto normal es de medio a un gramo por cada kilogramo de peso corporal, lo que indica que no hay que consumir tantas proteínas para vivir y mantener la salud. Las personas que consumen alimentos (como los cereales) en forma integral pueden encontrar en éstos gran cantidad de las proteínas que deben consumir cada día.
















1 comentario:

Kandy dijo...

Esta página está excelente...