Fisiatría y medicina preventiva en la República Dominicana

Según ha informado la Sociedad Dominicana de Fisiatría, en el país hay sólo 96 fisiatras, cuando cada día los hospitales reciben cantidades extraordinarias de accidentados y lesionados por accidentes cerebro-vasculares, dos serias situaciones de salud que determinan un alto número de casos de incapacidad física.

Al SOSDOM no le asombra que haya tan pocos expertos para enfrentar unos problemas que caen en lo que conocemos como medicina preventiva. Esta área es la cenicienta de la medicina dominicana. Las facultades del país, para empeorar las cosas, no ofrecen materias sobre fisiatría, con lo que los médicos salen de las universidades sin dominio alguno de las técnicas para rehabilitar a aquellos que han sido víctima de lesiones neurológicas incapacitantes.

El Estado dominicano tiene una gran deuda con la población también en lo que atañe a un problema tan significativo de frente a nuestra productividad económica. Y puede verse a funcionarios públicos del área de transporte sin ningún empacho anunciando los trabajos que realizan en fomento del motoconchismo, una actividad que ha hecho aumentar en más del 100 % los accidentes de tránsito en toda la República. Madres y padres de familia quedan con frecuencia inválidos al ser atropellados yendo como pasajeros de motociletas conducidas sin el menor cuidado por motociclistas que no conocen una sola línea del reglamento de conducción.

Contándose con un nuevo sistema de seguridad social, que ha provocado un gran bum en nel mercado de las Aseguradoras de Riesgos de Salud, es inadmisible que ni siquiera estas empresas se interesen por contribuir al desarrollo de la medicina preventiva en un país que la pide a gritos, toda vez que provoca serios trastornos a nuestra producción, así como altísimos gastos en nuestros hospitales públicos y privados. A qué se deberá tanta ceguera?